¿Todo tipo de riesgo es asegurable?

  • No todos los riesgos son asegurables. Felizmente los eventos que causarían pérdidas muy grandes o costosas si lo son. Así la primera característica de un riesgo asegurable es que la pérdida debe ser significativa (suficientemente grave o costosa).

    Los riesgos cuyas pérdidas son insignificantes no constituyen objeto del seguro. Ninguna aseguradora estará posiblemente interesada en asegurar la pérdida de unas gafas o un paraguas.
     
  • Otra característica de un riesgo asegurable es que el acontecimiento debe ocurrir de forma fortuita. Esto significa que no puede ser voluntario o provocado. Únicamente los acontecimientos inciertos e involuntarios son asegurables.

    En otras palabras, un evento provocado por el contratante directa o indirectamente no es asegurable. Si una persona incendia su auto, no podría reclamar ninguna indemnización por la pérdida del mismo.
     
  • El riesgo también debe ser concreto, esto significa que el riesgo debe estar definido o descrito claramente en la póliza contratada. En otras palabras la aseguradora debe saber cuándo y cuánto pagar. La definición del riesgo protegido (aquello que se va a asegurar) y de la obligación de la Aseguradora (el monto y condiciones del seguro) deben estar detallados en la póliza sin dejar espacio para interpretaciones.

    Una empresa de alimentos no podrá solicitar un Seguro que le proteja contra “todos los daños” ocurridos en la misma. Se deberá definir y detallar entre otras cosas, qué tipo de daños estarán protegidos.
     
  • El riesgo debe ser incierto. Esto significa que no se sabe si el acontecimiento va o no a suceder. Cuando se conoce que un hecho va a suceder, se dice que es un hecho cierto. Los hechos ciertos, no son asegurables, excepto la muerte que sí lo es. La muerte, a pesar de ser un hecho cierto, es decir inevitable, es asegurable ya que el momento en que ésta ocurre es desconocido.
     
  • La probabilidad de que un siniestro se produzca se denomina tasa de siniestralidad y ésta debe ser predecible. Esto significa que la aseguradora pueda predecir aproximadamente el número de eventos que ocurrirán en un determinado tiempo y la cantidad a pagar por los mismos. Sólo así la Aseguradora contará con el dinero suficiente para pagar los futuros reclamos que se presenten.
     
  • Por último, la pérdida no puede ser catastrófica para la Aseguradora. Esto significa que un solo siniestro no debería causar la bancarrota de la Aseguradora.

¿Todo tipo de riesgo es asegurable? | Vida Segura